La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) define la biotecnología como  «la aplicación de principios de la ciencia y la ingeniería para tratamientos de materiales orgánicos e inorgánicos por sistemas biológicos para producir bienes y servicios».

Así, la biotecnología se convierte en una herramienta fundamental para que nuestro sistema alimentario siga desarrollándose y evolucionando. Esto se ha convertido en uno de los temas principales de Biospain 2021un evento de biotecnología organizado desde 2003 en España y uno de los más importantes de Europa.

Agrobiotecnología

En este evento tratarán de identificarse oportunidades de negocio, inversión y colaboraciones de I+D en uno de los cambios de la biotecnología, la agrobiotecnología. El objetivo principal de esta es aplicar la biotecnología para crear una industria alimentaria sostenible. Encontramos así a grandes empresas de este sector, como Moa Foodtech. Esta empresa utiliza la fermentación para producir alimentos más nutritivos y sostenibles.

Complementos alimenticios

Por otro lado, también tratan de construir y fortalecer la conexión entre la industria farma y la alimentaria. Aquí se sitúa el incremento de uso de suplementos nutricionales, los cuales están encontrando su sitio en la sociedad y en el mercado. Muchas empresas ya plantean un futuro en el que estos complementos puedan comprarse en el propio supermercado de forma personalizada.

Existe una idea equivocada acerca de los suplementos o complementos nutricionales. Muchas personas piensan que estos son equivalentes a medicamentos o que son personas enfermas los que las necesitan. Sin embargo, al contrario, estos son para personas sanas. Por ello, es fundamental tanto el soporte científico, como la información proporcionada al consumidor.

Gracias a la fabricación de ingredientes sostenibles, eficaces y sobre todo seguros, en el pasado año 2020 el consumo de alimentos y bebidas funcionales aumentó un 11%. Podemos afirmar que, aportando la seguridad e información necesarias, el incremento de su consumo se convierte en una realidad.

Sin embargo, demostrar la eficacia de los suplementos nutricionales a largo plazo sin necesidad de una analítica, por ejemplo, es difícil. Además de otras muchas barreras tecnológicas importantes. Aun así los especialistas, aseguran la importancia de una dieta equilibrada y saludable en la que estos complementos tienen mucho que aportar. 

Para que esto funcione, no basta con el emprendimiento de las bioempresas, sino que es necesaria la participación de la investigación, de la medicina y del propio Sistema Nacional de salud.

Este es uno de los grandes objetivos de AECANDE, el reconocimiento y la correcta información en materia nutricional.  Escuchamos a nuestros asociados y pensamos siempre en mejorar la situación de los mismos y del sector de la nutrición deportiva y los complementos alimenticios.